Dark Souls 3 – Cómo invadir a otros jugadores

Junto a las Señales de invocación, hay otras formas de unirte al juego de otro jugador. Estos métodos alternativos, no obstante no requieren que seas invocado por un anfitrión, lo que lo hace más intrusivo. Dicho esto, no todos estos métodos – que pueden dividirse en invasiones e invocaciones automáticas – están diseñados con un propósito malvado.

En esta página:

Invasiones, invocaciones automáticas, cómo terminar una sesión multijugador y las penalizaciones por hacerlo.


Otras páginas en esta sección:

Dark Souls 3: invocaciones y multijugador
Cómo enviar mensajes y usar piedras de invocación, y qué significa cada color.

Dark Souls 3: cómo jugar en cooperativo
Cómo jugar con otros en cooperativo o PvP, usar señales de invocación y jugar con amigos.

Volver al índice de la guía Dark Souls 3.

Invasiones

Las invasiones son el lado malicioso de la experiencia multijugador de Dark Souls, lo que permite a los jugadores a forzarse a entrar en otros mundos para matar al anfitrión (y a otros fantasmas presentes) y conseguir recompensas únicas. En Dark Souls 3, las invasiones están fuertemente unidas al Juramento de los Dedos de Rosaria, con objetos de invasión clave que solo están disponible si sigues las misiones de Leonhard.

Para invadir el mundo de otro jugador necesitas el Orbe ojo rojo roto y el Orbe ojo rojo. El primero puede conseguirse como un regalo al empezar, hablando con el NPC Leonhard en el Santuario o recogiendo el objeto de enemigos caídos.

Cuando uses un Orbe ojo rojo roto se te transportará a un mundo aleatorio, lo que te dará la opción de perseguir a su anfitrión y matarlo. Cuando hayas completado la misión, o cuando desaparezcas del mundo, el Orbe se destruirá.

Para seguir invadiendo necesitas o bien orbes adicionales o el Orbe ojo rojo, que se consigue progresando en las misiones de Leonhard. El Orbe ojo rojo puede usarse de forma indefinida, y una vez activado seguirá intentando enviarte a otros mundos.

Vale la pena apuntar que aunque las invasiones están relacionadas con el Juramento de los Dedos de Rosaria en lo que al lore se refiere, miembros de otros juramentos también pueden invadir mundos. De hecho, invadir ofrece distintas recompensas dependiendo del juramento elegido. Puedes ver aquí una lista de todos los juramentos y de cómo unirse a ellos.

Los miembros de los Dedos de Rosaria, por ejemplo, pueden conseguir Lenguas pálidas eliminando a anfitriones, o Lenguas bífidas matando a otros miembros de la Senda azul o de la Espada de la Luna Oscura que encuentren mientras están en otro mundo. Los Apiladores, por su parte, pueden invadir juegos para ganar Grilletes de vértebras, y los Guerreros de la Luz Solar pueden invadir otros mundos para conseguir Medallas de la Luz Solar.

Para activar un nuevo Juramento primero debes adquirir su estandarte encontrando y hablando con el líder de dicho Juramento – no siempre algo sencillo. Luego, equípate el estandarte en tu inventario situándolo en la ranura con forma de diamante del lado derecho.


Juramentos e invocaciones automáticas

Algunos Juramentos – principalmente los Centinelas Azul, los Espada de la Luna Oscura, los Sabuesos de Farron y Fiel Aldrich – cuentan con un mecanismo de invocación automática que es muy parecido a la invasión. Cuando uno de esos Juramentos está activo en el inventario de un jugador, se les invoca automáticamente a otro mundo para realizar tareas específicas.

Los Centinela Azul y los Espada de la Luna Oscura actúan como protectores, y son automáticamente invocados para proteger a los jugadores de la Senda Azul mientras sus mundos están siendo invadidos por fantasmas hostiles. Los Centinela Azul aparecen en el juego como fantasmas azules, mientras que los Espada de la Luna Oscura son de un azul más oscuro.

La única otra diferencia entre los dos Juramentos es que los Espada de la Luna Oscura tienen una rivalidad en la historia con los Fiel Aldrich, y consiguen objetos adicionales derrotando a sus fantasmas. Cuando un fantasma hostil (o el anfitrión invocador) pasa a mejor vida, los protectores vuelven automáticamente a sus mundos.

Los Juramentos Sabuesos de Farron y Fiel Aldrich operan de forma ligeramente distinta, y se centran en proteger zonas concretas del mundo del juego. Los miembros de Fiel Aldrich serán invocados para vencer a jugadores que estén explorando Anor Londo, por ejemplo, mientras que los Sabuesos de Farron son invocados automáticamente para proteger los Bosques de Farron. En esos casos, una vez el anfitrión está muerto, vuelven a sus mundos.


Salir de una sesión multijugador y penalizaciones

Hay una última cosa que debes saber sobre el multijugador de Dark Souls 3. Si necesitas terminar una sesión multijugador por la razón que sea, puedes usar un Cristal Negro de Separación, que se te da al principio del juego.

Si el anfitrión de una sesión lo usa, todos los fantasmas invocados (con excepción de los fantasmas invasores) volverán a sus respectivos mundos. Un jugador invocado, por su parte, puede usar un Cristal Negro de Separación para volver a su mundo sin interrumpir la sesión de los demás. De forma similar, un fantasma invasor puede usar el objeto para volver también a su mundo.

Ten cuidado, no obstante: recibirás puntos de penalización cada vez que uses uno de esos cristales. Cuando tu personaje acumule alrededor de 30 puntos, no podrá tomar parte de partidas multijugador hasta que use un Círculo Blanco que se ofrece cuando creas a un personaje, y que por el momento no se sabe cómo se consigue de otra forma. En otras palabras: abandona las sesiones multijugador bajo tu responsabilidad.

Dark Souls 3: The Ringed City

€5.76

Junto a las Señales de invocación, hay otras formas de unirte al juego de otro jugador. Estos métodos alternativos, no obstante no requieren que seas invocado por un anfitrión, lo que lo hace más intrusivo. Dicho esto, no todos estos métodos – que pueden dividirse en invasiones e invocaciones automáticas – están diseñados con un propósito malvado.

En esta página:

Invasiones, invocaciones automáticas, cómo terminar una sesión multijugador y las penalizaciones por hacerlo.


Otras páginas en esta sección:

Dark Souls 3: invocaciones y multijugador
Cómo enviar mensajes y usar piedras de invocación, y qué significa cada color.

Dark Souls 3: cómo jugar en cooperativo
Cómo jugar con otros en cooperativo o PvP, usar señales de invocación y jugar con amigos.

Volver al índice de la guía Dark Souls 3.

Invasiones

Las invasiones son el lado malicioso de la experiencia multijugador de Dark Souls, lo que permite a los jugadores a forzarse a entrar en otros mundos para matar al anfitrión (y a otros fantasmas presentes) y conseguir recompensas únicas. En Dark Souls 3, las invasiones están fuertemente unidas al Juramento de los Dedos de Rosaria, con objetos de invasión clave que solo están disponible si sigues las misiones de Leonhard.

Para invadir el mundo de otro jugador necesitas el Orbe ojo rojo roto y el Orbe ojo rojo. El primero puede conseguirse como un regalo al empezar, hablando con el NPC Leonhard en el Santuario o recogiendo el objeto de enemigos caídos.

Cuando uses un Orbe ojo rojo roto se te transportará a un mundo aleatorio, lo que te dará la opción de perseguir a su anfitrión y matarlo. Cuando hayas completado la misión, o cuando desaparezcas del mundo, el Orbe se destruirá.

Para seguir invadiendo necesitas o bien orbes adicionales o el Orbe ojo rojo, que se consigue progresando en las misiones de Leonhard. El Orbe ojo rojo puede usarse de forma indefinida, y una vez activado seguirá intentando enviarte a otros mundos.

Vale la pena apuntar que aunque las invasiones están relacionadas con el Juramento de los Dedos de Rosaria en lo que al lore se refiere, miembros de otros juramentos también pueden invadir mundos. De hecho, invadir ofrece distintas recompensas dependiendo del juramento elegido. Puedes ver aquí una lista de todos los juramentos y de cómo unirse a ellos.

Los miembros de los Dedos de Rosaria, por ejemplo, pueden conseguir Lenguas pálidas eliminando a anfitriones, o Lenguas bífidas matando a otros miembros de la Senda azul o de la Espada de la Luna Oscura que encuentren mientras están en otro mundo. Los Apiladores, por su parte, pueden invadir juegos para ganar Grilletes de vértebras, y los Guerreros de la Luz Solar pueden invadir otros mundos para conseguir Medallas de la Luz Solar.

Para activar un nuevo Juramento primero debes adquirir su estandarte encontrando y hablando con el líder de dicho Juramento – no siempre algo sencillo. Luego, equípate el estandarte en tu inventario situándolo en la ranura con forma de diamante del lado derecho.


Juramentos e invocaciones automáticas

Algunos Juramentos – principalmente los Centinelas Azul, los Espada de la Luna Oscura, los Sabuesos de Farron y Fiel Aldrich – cuentan con un mecanismo de invocación automática que es muy parecido a la invasión. Cuando uno de esos Juramentos está activo en el inventario de un jugador, se les invoca automáticamente a otro mundo para realizar tareas específicas.

Los Centinela Azul y los Espada de la Luna Oscura actúan como protectores, y son automáticamente invocados para proteger a los jugadores de la Senda Azul mientras sus mundos están siendo invadidos por fantasmas hostiles. Los Centinela Azul aparecen en el juego como fantasmas azules, mientras que los Espada de la Luna Oscura son de un azul más oscuro.

La única otra diferencia entre los dos Juramentos es que los Espada de la Luna Oscura tienen una rivalidad en la historia con los Fiel Aldrich, y consiguen objetos adicionales derrotando a sus fantasmas. Cuando un fantasma hostil (o el anfitrión invocador) pasa a mejor vida, los protectores vuelven automáticamente a sus mundos.

Los Juramentos Sabuesos de Farron y Fiel Aldrich operan de forma ligeramente distinta, y se centran en proteger zonas concretas del mundo del juego. Los miembros de Fiel Aldrich serán invocados para vencer a jugadores que estén explorando Anor Londo, por ejemplo, mientras que los Sabuesos de Farron son invocados automáticamente para proteger los Bosques de Farron. En esos casos, una vez el anfitrión está muerto, vuelven a sus mundos.


Salir de una sesión multijugador y penalizaciones

Hay una última cosa que debes saber sobre el multijugador de Dark Souls 3. Si necesitas terminar una sesión multijugador por la razón que sea, puedes usar un Cristal Negro de Separación, que se te da al principio del juego.

Si el anfitrión de una sesión lo usa, todos los fantasmas invocados (con excepción de los fantasmas invasores) volverán a sus respectivos mundos. Un jugador invocado, por su parte, puede usar un Cristal Negro de Separación para volver a su mundo sin interrumpir la sesión de los demás. De forma similar, un fantasma invasor puede usar el objeto para volver también a su mundo.

Ten cuidado, no obstante: recibirás puntos de penalización cada vez que uses uno de esos cristales. Cuando tu personaje acumule alrededor de 30 puntos, no podrá tomar parte de partidas multijugador hasta que use un Círculo Blanco que se ofrece cuando creas a un personaje, y que por el momento no se sabe cómo se consigue de otra forma. En otras palabras: abandona las sesiones multijugador bajo tu responsabilidad.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad