No Man’s Sky – Primeros pasos, cómo reparar tu nave y salir del primer planeta

Sin muchos preliminares, No Man’s Sky empezará con tu personaje perdido en el primer planeta con poco más que una nave rota, una multiherramienta y un soporte vital que se agota de forma gradual. ¿Tu primer objetivo? Arreglar tu nave y salir de ahí.

Más allá de ese objetivo, no obstante, acicalar tu nave para poder explorar con mayor libertad es siempre una buena idea. Viajar por el interior y exterior de la órbita es mucho más fácil cuando tienes una nave que te permite ir más rápido al siguiente punto de interés, y salir al espacio exterior por primera vez es parecido a cuando sales de la primera mazmorra en un Elder Scrolls, o cuando sales a caballo de Huerto Blanco en The Witcher 3. Quieres hacerlo lo antes posible, y con el viaje galáctico es cuando realmente empiezas a jugar a No Man’s Sky.

Otras guías de No Man’s Sky

No Man’s Sky – Cómo conseguir Piedras Atlas, Células de Curvatura y objetos raros con el exploit
Una sencilla forma de lograr recursos ilimitados en poco tiempo.

No Man’s Sky – Primeros pasos: reparar tu Escáner y el Visor de análisis

Hay varias cosas que debes hacer correctamente en No Man’s Sky para tener las mejores posibilidades de empezar con buen pie. Tras perderte un poco al explorar tu primer planeta (a todos nos ha pasado), hay algunos consejos que deberías tener en cuenta:

  1. Explora tus alrededores – Aunque en No Man’s Sky siempre apareces en un planeta que cuenta con los recursos necesarios para poder arreglar la nave y marchar, el planeta no tiene por qué ser particularmente hospitalario. Nuestro primer planeta era tóxico y tenía una temperatura extremadamente baja. En lugar de rendirte y apretar el botón de reiniciar, puedes aceptar el desafío y superarlo fácilmente siempre que no te adentres en lo salvaje sin prepararte un poco, que es tentador. Tómate un momento para explorar el entorno y echa un vistazo a los medidores de tu HUD, como la temperatura y el control de la toxicidad. Así sabrás qué recursos necesitas, como Zinc o Carbono, para regularlos y mantener tu soporte vital.
  2. Registra los contenedores y antenas cercanas – De nuevo, algo que hay que hacer antes de adentrarte en lo desconocido: echar un vistazo a la zona alrededor de tu nave estrellada. Debería haber unos cuantos contenedores abiertos que te permitirán empezar a acumular recursos, junto con algunas otras cosas interesantes que, por aquello de los spoilers, no vamos a decir aquí…
  3. Anota qué recursos necesitas para las reparaciones – Hemos recopilado todos los recursos necesarios para que repares la nave, pero compruébalos y compáralos con tu partida. El mundo (universo, más bien) de No Man’s Sky es uno de posibilidades casi infinitas, y no podemos confirmar que los requisitos para empezar y reparar la nave vayan a ser exactamente los mismos que los de nuestra experiencia, aunque pueda parecer que, en efecto, lo son. De igual forma, seguro que no quieres pasarte horas a pie de aquí para allá sólo para darte cuenta de que olvidaste recoger ese Heridio de la columna más lejana.
  4. Repara tu escáner y visor de análisis – Seguramente deberás explorar un poco antes de conseguir los recursos para ello, pero reparar tu escáner y tu visor es barato y muy beneficioso. Con eso solucionado, podrás registrar tu entorno de forma más fácil y efectiva que antes, detectar recursos raros, puntos de interés y, por supuesto, registrar nueva flora y fauna a medida que avances. Puedes repararlos seleccionándolos en el menú de la omniherramienta y, si tienes los recursos, dándole a Reparar.

No Man’s Sky – Cómo reparar tu nave, reparar Propulsores de lanzamiento, reparar Motor de pulso

No obstante para empezar a explorar el espacio con propiedad deberás reparar tu nave, para lo que es necesario recoger unos cuantos recursos que encontrarás en el planeta actual. En Eurogamer hemos probado reiniciando la partida varias veces, y en cada caso los recursos necesarios, las cantidades y su relativa escasez han sido los mismos.

El Propulsor de lanzamiento necesita:

  • Hoja de carito x 4 (necesita 50 de Hierro por hoja)
  • Algo de Plutonio para recargar el propulsor.

El Motor de pulso necesita:

  • 200 de Heridio
  • Hoja de carito x 2
  • 20 Zinc
  • Un poco de Tamio9 para recargar el motor.

No Man’s Sky – Dónde encontrar Heridio, Tamio9, Zinc, Plutonio, y Hojas de carito de hierro

Por suerte, todos estos recursos necesarios para reparar y rellenar tu nave de combustible pueden encontrarse en el planeta en el que apareces por primera vez. Aquí te contamos las mejores formas de encontrar cada recurso, objeto, isótopo y óxido necesarios para salir del planeta por primera vez:

  • Hojas de carito – Probablemente el objeto más fácil de conseguir. Necesitas 50 de hierro para cada hoja (aunque empiezas ya con una en el inventario). Por lo que nosotros hemos podido ver el hierro es muy abundante y aparece en objetos grandes, con forma de cubo y de colores oscuros que hay alrededor. También aparece de forma muy frecuente en las cuevas subterráneas. Necesitarás un total de 250 de hierro para fabricar las Hojas de carito necesarias, aunque vale la pena recoger un poco más para que puedas invertirlo en mejoras y mantenimiento.
  • Plutonio – El segundo recurso más abundante que encontrarás junto al Carbono (que no necesitas para tu nave), el Plutonio se encuentra generalmente en formaciones rojizas que tienen forma de cristal y están esparcidas por el suelo.

    2
  • Tamio9 – En un primer momento, el Tamio9 puede parecer escaso. Dependiendo de la suerte que tengas, podría llevarte de 30 segundos a una hora encontrar algo, pero está ahí, sin duda. El Tamio9 generalmente se encuentra en plantas pequeñas y rojas con forma de huevo, y normalmente siempre están en zonas en las que hay varios ejemplares. No necesitas mucho Tamio9 para salir del planeta, no obstante, así que tampoco te lo tomes demasiado en serio.
  • Zinc – De igual forma que el Tamio9, el Zinc es relativamente raro, y se puede encontrar recolectando (no destruyendo) las pequeñas plantas repartidas por el planeta. Esas plantas normalmente tienen un tono amarillo, y tienen un aspecto similar a las del Tamio9. El Zinc también es muy importante para regular tu temperatura y evitar que mueras por congelación o sobrecalentamiento, así que si apareces en un entorno muy hostil, mejor que recojas una buena cantidad si planeas estarte por ahí durante un buen rato.
  • Heridio – Probablemente el Heridio es el más raro de los elementos necesarios para reparar tu nave. Es muy escaso, pero por suerte aparece en formaciones rocosas similares a torres, columnas oscuras que pueden ofrecerte una buena cantidad del silicato una vez encontradas. A nosotros nos llevó de diez a veinte minutos encontrar una, aunque, claro, depende mucho de la dirección en la que vayas y de, en definitiva, el azar.
3

También merece la pena apuntar que es un poco más fácil encontrar estos recursos cuando reparas tu escáner, que está en el inventario de la Multiherramienta. Si lo usas podrás realizar un barrido o un escaneo de tus alrededores, y aparecerán pequeños iconos que te mostrarán dónde se encuentran los recursos cercanos. Del mismo modo, tu Visor de análisis, que está también en el inventario de la Multiherramienta, te ayudará a detectar cualquier flora o fauna de la que puedas extraer recursos, lo que es especialmente útil cuando buscas unas plantas concretas en la oscuridad o en zonas muy boscosas.

No Mans Sky – Cómo abandonar el primer planeta

Ahora que te has hecho con los recursos, lo único que tienes que hacer es regresar a tu nave y repararla. Para hacerlo necesitarás entrar en ella antes de abrir el menú del inventario y seleccionar la parte que quieres reparar. También deberas crear Hojas de carito a partir de Hierro, lo que se hace seleccionando los espacios libres de color gris y seleccionando Crear producto.

Cuando lo hayas hecho, estarás preparado para iniciar los propulsores y salir a explorar tu sistema solar. Dicho esto, ten en cuenta que hay mucho por explorar en tu propio planeta y en los planetas vecinos. Puedes navegar por la superficie de los mismos a gran velocidad con tu nave, así que asegúrate de disfrutar de las vistas antes de lanzarte a lo desconocido.

No Man’s Sky

€16.29

Sin muchos preliminares, No Man’s Sky empezará con tu personaje perdido en el primer planeta con poco más que una nave rota, una multiherramienta y un soporte vital que se agota de forma gradual. ¿Tu primer objetivo? Arreglar tu nave y salir de ahí.

Más allá de ese objetivo, no obstante, acicalar tu nave para poder explorar con mayor libertad es siempre una buena idea. Viajar por el interior y exterior de la órbita es mucho más fácil cuando tienes una nave que te permite ir más rápido al siguiente punto de interés, y salir al espacio exterior por primera vez es parecido a cuando sales de la primera mazmorra en un Elder Scrolls, o cuando sales a caballo de Huerto Blanco en The Witcher 3. Quieres hacerlo lo antes posible, y con el viaje galáctico es cuando realmente empiezas a jugar a No Man’s Sky.

Otras guías de No Man’s Sky

No Man’s Sky – Cómo conseguir Piedras Atlas, Células de Curvatura y objetos raros con el exploit
Una sencilla forma de lograr recursos ilimitados en poco tiempo.

No Man’s Sky – Primeros pasos: reparar tu Escáner y el Visor de análisis

Hay varias cosas que debes hacer correctamente en No Man’s Sky para tener las mejores posibilidades de empezar con buen pie. Tras perderte un poco al explorar tu primer planeta (a todos nos ha pasado), hay algunos consejos que deberías tener en cuenta:

  1. Explora tus alrededores – Aunque en No Man’s Sky siempre apareces en un planeta que cuenta con los recursos necesarios para poder arreglar la nave y marchar, el planeta no tiene por qué ser particularmente hospitalario. Nuestro primer planeta era tóxico y tenía una temperatura extremadamente baja. En lugar de rendirte y apretar el botón de reiniciar, puedes aceptar el desafío y superarlo fácilmente siempre que no te adentres en lo salvaje sin prepararte un poco, que es tentador. Tómate un momento para explorar el entorno y echa un vistazo a los medidores de tu HUD, como la temperatura y el control de la toxicidad. Así sabrás qué recursos necesitas, como Zinc o Carbono, para regularlos y mantener tu soporte vital.
  2. Registra los contenedores y antenas cercanas – De nuevo, algo que hay que hacer antes de adentrarte en lo desconocido: echar un vistazo a la zona alrededor de tu nave estrellada. Debería haber unos cuantos contenedores abiertos que te permitirán empezar a acumular recursos, junto con algunas otras cosas interesantes que, por aquello de los spoilers, no vamos a decir aquí…
  3. Anota qué recursos necesitas para las reparaciones – Hemos recopilado todos los recursos necesarios para que repares la nave, pero compruébalos y compáralos con tu partida. El mundo (universo, más bien) de No Man’s Sky es uno de posibilidades casi infinitas, y no podemos confirmar que los requisitos para empezar y reparar la nave vayan a ser exactamente los mismos que los de nuestra experiencia, aunque pueda parecer que, en efecto, lo son. De igual forma, seguro que no quieres pasarte horas a pie de aquí para allá sólo para darte cuenta de que olvidaste recoger ese Heridio de la columna más lejana.
  4. Repara tu escáner y visor de análisis – Seguramente deberás explorar un poco antes de conseguir los recursos para ello, pero reparar tu escáner y tu visor es barato y muy beneficioso. Con eso solucionado, podrás registrar tu entorno de forma más fácil y efectiva que antes, detectar recursos raros, puntos de interés y, por supuesto, registrar nueva flora y fauna a medida que avances. Puedes repararlos seleccionándolos en el menú de la omniherramienta y, si tienes los recursos, dándole a Reparar.
1

No Man’s Sky – Cómo reparar tu nave, reparar Propulsores de lanzamiento, reparar Motor de pulso

No obstante para empezar a explorar el espacio con propiedad deberás reparar tu nave, para lo que es necesario recoger unos cuantos recursos que encontrarás en el planeta actual. En Eurogamer hemos probado reiniciando la partida varias veces, y en cada caso los recursos necesarios, las cantidades y su relativa escasez han sido los mismos.

El Propulsor de lanzamiento necesita:

  • Hoja de carito x 4 (necesita 50 de Hierro por hoja)
  • Algo de Plutonio para recargar el propulsor.

El Motor de pulso necesita:

  • 200 de Heridio
  • Hoja de carito x 2
  • 20 Zinc
  • Un poco de Tamio9 para recargar el motor.

No Man’s Sky – Dónde encontrar Heridio, Tamio9, Zinc, Plutonio, y Hojas de carito de hierro

Por suerte, todos estos recursos necesarios para reparar y rellenar tu nave de combustible pueden encontrarse en el planeta en el que apareces por primera vez. Aquí te contamos las mejores formas de encontrar cada recurso, objeto, isótopo y óxido necesarios para salir del planeta por primera vez:

  • Hojas de carito – Probablemente el objeto más fácil de conseguir. Necesitas 50 de hierro para cada hoja (aunque empiezas ya con una en el inventario). Por lo que nosotros hemos podido ver el hierro es muy abundante y aparece en objetos grandes, con forma de cubo y de colores oscuros que hay alrededor. También aparece de forma muy frecuente en las cuevas subterráneas. Necesitarás un total de 250 de hierro para fabricar las Hojas de carito necesarias, aunque vale la pena recoger un poco más para que puedas invertirlo en mejoras y mantenimiento.
  • Plutonio – El segundo recurso más abundante que encontrarás junto al Carbono (que no necesitas para tu nave), el Plutonio se encuentra generalmente en formaciones rojizas que tienen forma de cristal y están esparcidas por el suelo.

    2
  • Tamio9 – En un primer momento, el Tamio9 puede parecer escaso. Dependiendo de la suerte que tengas, podría llevarte de 30 segundos a una hora encontrar algo, pero está ahí, sin duda. El Tamio9 generalmente se encuentra en plantas pequeñas y rojas con forma de huevo, y normalmente siempre están en zonas en las que hay varios ejemplares. No necesitas mucho Tamio9 para salir del planeta, no obstante, así que tampoco te lo tomes demasiado en serio.
  • Zinc – De igual forma que el Tamio9, el Zinc es relativamente raro, y se puede encontrar recolectando (no destruyendo) las pequeñas plantas repartidas por el planeta. Esas plantas normalmente tienen un tono amarillo, y tienen un aspecto similar a las del Tamio9. El Zinc también es muy importante para regular tu temperatura y evitar que mueras por congelación o sobrecalentamiento, así que si apareces en un entorno muy hostil, mejor que recojas una buena cantidad si planeas estarte por ahí durante un buen rato.
  • Heridio – Probablemente el Heridio es el más raro de los elementos necesarios para reparar tu nave. Es muy escaso, pero por suerte aparece en formaciones rocosas similares a torres, columnas oscuras que pueden ofrecerte una buena cantidad del silicato una vez encontradas. A nosotros nos llevó de diez a veinte minutos encontrar una, aunque, claro, depende mucho de la dirección en la que vayas y de, en definitiva, el azar.
3

También merece la pena apuntar que es un poco más fácil encontrar estos recursos cuando reparas tu escáner, que está en el inventario de la Multiherramienta. Si lo usas podrás realizar un barrido o un escaneo de tus alrededores, y aparecerán pequeños iconos que te mostrarán dónde se encuentran los recursos cercanos. Del mismo modo, tu Visor de análisis, que está también en el inventario de la Multiherramienta, te ayudará a detectar cualquier flora o fauna de la que puedas extraer recursos, lo que es especialmente útil cuando buscas unas plantas concretas en la oscuridad o en zonas muy boscosas.

No Mans Sky – Cómo abandonar el primer planeta

Ahora que te has hecho con los recursos, lo único que tienes que hacer es regresar a tu nave y repararla. Para hacerlo necesitarás entrar en ella antes de abrir el menú del inventario y seleccionar la parte que quieres reparar. También deberas crear Hojas de carito a partir de Hierro, lo que se hace seleccionando los espacios libres de color gris y seleccionando Crear producto.

Cuando lo hayas hecho, estarás preparado para iniciar los propulsores y salir a explorar tu sistema solar. Dicho esto, ten en cuenta que hay mucho por explorar en tu propio planeta y en los planetas vecinos. Puedes navegar por la superficie de los mismos a gran velocidad con tu nave, así que asegúrate de disfrutar de las vistas antes de lanzarte a lo desconocido.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad