PS5 recibe una nueva actualización que mejora su rendimiento

Es innegable que Sony está dispuesta a repetir la hazaña conseguida con PlayStation 4. Nos referimos a convertir a la nueva PS5 en la consola más vendida de la generación. Conseguirlo no es fácil con competidores como Xbox Series X/S y Nintendo Switch, la cual recientemente ha anunciado que estará disponible con una pantalla OLED y otras mejoras.

Volver a conseguir algo similar exige tener un dispositivo pulido en todos los sentidos. Por ende, no es de extrañar que la compañía nipona lance actualizaciones cada dos por tres. La última acaba de llegar bajo el nombre de Parche 21.01-03.21.00.

Todo sobre la versión más reciente

En la nota de prensa la propia Sony indica que el objetivo de esta actualización, así como de las anteriores, consiste en “proporcionar a los usuarios una mejor experiencia”. Para tal fin, los cambios introducidos dan pie a una optimización general que afecta de manera muy positiva al rendimiento del aparato.

De hecho, a la hora de iniciar la descarga, es la única información que puede consultarse en la descripción del parche. Cabía esperar que, al no añadir demasiados cambios, el peso de la actualización fuera escaso. Nada más lejos de la realidad.

Incluso aquellos gamers que ya habían actualizado la consola con todos los parches anteriormente publicados, tendrán que hacer un hueco en la unidad de memoria de 902 MB.

Si bien es cierto que el SSD que implementa la PlayStation 5 es más generoso en comparación con el disco duro de PS4, algunos usuarios se muestran disconformes con tener que estar haciendo espacio cada dos por tres, siempre que Sony lanza un nuevo parche. Y no es para menos, puesto que muchos videojuegos indie ocupan bastante menos.

Aun así, merece la pena mantener la consola actualizada. Y es que las actualizaciones más recientes han derivado en un rendimiento mucho mejor que el de antaño, lo cual es palpable sobre todo a la hora de navegar por la interfaz. Ahora las interacciones con los menús se producen a una velocidad pasmosa, un funcionamiento que previsiblemente seguirá optimizándose en el futuro.

Pasos a seguir para aplicar el parche

En primer lugar asegúrate de tener conectada tu PlayStation 5 a la red. Para tal fin puedes hacer uso del cable Ethernet o de la conexión Wi-Fi. En los dos casos, si la velocidad es medianamente elevada, deberías tener listo el parche en cuestión de minutos.

Si eres de esos usuarios que prefieren aplicar los parches manualmente y, por ende, tienes desactivadas las actualizaciones que se producen de forma automática, dirígete a la interfaz principal de la consola.

Arriba a la derecha verás el apartado de configuración, por el cual debes bajar hasta llegar a la categoría Sistema. Será allí donde darás con la función deseada: Software del sistema. Por último, pulsa en Ajustes y actualización del software del sistema.

Rápidamente la PlayStation 5 comprobará por sus propios medios si ya tiene aplicado el parche 21.01-03.21.00. En caso contrario procederá a descargarlo y ella misma se encargará de instalarlo para que disfrutes de un rendimiento superior.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad