Todo lo que sabemos de Xbox One S

Los rumores son ciertos: Microsoft prepara una Xbox One slim. La Xbox One S se ha descrito como la Xbox más compacta jamás hecha; es un cuarenta por ciento más pequeña que la actual Xbox One, es compatible con 4K y alto rango dinámico, tiene opción para un disco duro de 2TB y cuenta con otros cambios pequeños pero importantes en su hardware respecto al modelo que debutó en 2013. Aquí hemos reunido todo lo que debes saber sobre la nueva consola de Microsoft (o, al menos, la nueva antes de Project Scorpio).

Xbox One S: especificaciones y comparativa con la actual Xbox One

El rediseño cambia el hardware de distintas formas:

Qué hay de nuevo en Xbox One S:

  • Un 40% más pequeña con un esquema de color «blanco robot»
  • Compatible con HDR para juegos y vídeo, 4K para Blu-rays, aplicaciones y películas y 4K reescalado para juegos
  • Nuevo mando de Xbox rediseñado sin cable con conexión Bluetooth
  • Puede posicionarse en vertical gracias a su soporte opcional
  • El botón para sincronizar dispositivos y uno de los tres puertos USB están ahora en la parte frontal de la consola
  • Hasta 2TB de almacenamiento, dependiendo del modelo
  • Un Blaster IR en la parte frontal del dispositivo, similar al IR Blaster de Kinect, lo que permite encender otros dispositivos como tu tele o decodificadores sin tener que usar mandos a distancia
6

Lo que ofrece la Xbox One original que no ofrece la Xbox One S:

  • El puerto para Kinect no está en Xbox One S, pero sigue siendo compatible mediante un adaptador externo
  • La fuente de alimentación está ahora en el interior de la consola

Qué cosas siguen igual en Xbox One S y Xbox One:

  • Todos los juegos de Xbox One, aplicaciones y juegos retrocompatibles de 360 se pueden jugar en Xbox One S
  • Todos los periféricos (incluyendo Kinect, aunque necesita un adaptador) son compatibles con Xbox One S
  • El puerto de entrada HDMI, que permite conectar decodificadores a Xbox One, permanece igual

En lo que respecta a las especificaciones de hardware, aunque hay una potencia de procesamiento adicional, Xbox One S no la usará en los juegos. En lugar de eso dicha potencia se restringe al HDR y el reescalado en 4K de imágenes en HD estándar.

Para que quede claro, más allá de la compatibilidad con el HDR, todos los juegos se moverán de la misma forma que lo hacen en una Xbox One estándar, así que no esperéis que los desarrolladores ofrezcan un modo distinto para los juegos similar a lo que ofrecería PS4 Neo con el 4K.

¿Pero qué es eso de los juegos con HDR?

8

Las televisiones que tienen HDR, o alto rango dinámico, permiten que las imágenes se emitan con una variedad mayor de colores en todo el espectro, incluyendo blancos y negros más fuertes que son mucho más parecidos a los colores de la vida real que aquellos sin HDR.

Es importante dejar claro que no solo necesitas una tele que sea compatible, sino que también debe serlo la fuente. De este modo, pues, no todo lo que juegues en tu Xbox One S tiene por qué ser compatible con el HDR.

Los juegos que son compatibles por ahora son Gears of War 4, Forza Horizon 3 y Scalebound. El HDR también será compatible con el vídeo en 4K, pero de nuevo, únicamente el contenido que esté preparado para ello; la fuente principal del HDR ahora mismo es el Blu-ray UHD, pero servicios como Netflix y Amazon Instant Video se están subiendo al carro, también.

Así pues, ¿cuán mejor se verán aquellos juegos compatibles? Digital Foundry ha teorizado sobre el asunto basándose en la información disponible (tendremos más sobre eso en un artículo dedicado a finales de semana) y las posibilidades son prometedoras, ofreciendo un «boost tangible en la calidad gráfica en zonas donde el recuento de píxeles es menos importante», incluso aunque la imagen nativa no esté a 4K y haya sido reescalada a una resolución full 4K.

Xbox One S también es un reproductor UHD 4K Blu-ray, y es compatible con el streaming de vídeo a 4K

Aunque la Xbox One S no será compatible con el juego nativo a 4K (reescalará los juegos HD existentes a una resolución mayor) hay un amplio rango de compatibilidad con vídeo 4K, desde los Blu-ray Ultra HD hasta el streaming a través de aplicaciones como Netflix y Amazon Instant Video. Con los reproductores 4K Ultra HD Blu-ray disponibles desde hace poco, Xbox One S supondrá una forma barata de conseguir uno.

El nuevo mando de Xbox One S está más preparado para el PC

La consola también llegará con un mando rediseñado – el tercero para Xbox One hasta la fecha si incluimos la revisión con los bumpers mejorados y el jack para auriculares – con algunas mejoras tangibles.

La más notable es una nueva textura en la parte inferior para un mejor agarre, mientras que los nuevos sticks parecen ser más duros y estar más preparados para aguantar el ajetreo durante todo el ciclo de vida de la consola.

7

Lo más interesante es que ahora se conecta a Xbox One S vía Bluetooth. Eso no solo ofrece al sistema más rango – casi el doble de antes – sino que también se puede conectar de forma más fácil a un PC, lo que va de la mano con la nueva estrategia de Microsoft con Windows 10 y la posibilidad de seguir jugando a títulos selectos como Gears of War de un sistema al otro con su nueva iniciativa cross-buy, cross-play.

No solo Xbox One S viene acompañada de este nuevo mando como estándar, sino que también puede conseguirse por unos 60 euros para los usuarios de la actual Xbox One.

Cómo usar Kinect en Xbox One S con un adaptador gratuito

Xbox One S se deshace del puerto para Kinect como parte de su rediseño slim, pero sigue siendo compatible con el adaptador Kinect de Xbox, un periférico USB que es gratis para los actuales usuarios de Xbox One.

Para recibir uno hay que enviar a Microsoft los números de serie de los tres dispositivos – el de tu Xbox One original, el de Kinect y el de Xbox One S – a través de la página de soporte de Xbox.

¿Cómo se compara Xbox One S con Project Scorpio?

A pesar del añadido de la salida 4K y la compatibilidad con el HDR, Xbox One S no ofrece un aumento de potencia en comparación con la Xbox One existente, así que debería considerarse como una revisión tradicional de la consola, una práctica de la que ya hemos sido testigos en anteriores generaciones y que es distinta de las actualizaciones en mitad del ciclo de vida del estilo de Xbox Project Scorpio y PlayStation 4K.

Los periféricos y juegos de Xbox One S serán todos compatibles, no obstante – no habrá exclusivas para Project Scorpio – de modo que todo el hardware y software que compres se podrá jugar en el nuevo hardware que se pone a la venta a finales de 2016.

Precio y fecha de Xbox One S

3

Xbox One S estará disponible en tres modelos, que se publicarán paulatinamente a partir de principios de agosto:

  • Edición de lanzamiento de 2TB (incluye soporte vertical para Xbox One S) por £349 / €399 / $399, que se pondrá a la venta en agosto (fecha exacta todavía por confirmar)
  • Edición de 1TB por £299 / €349 / $349 (el soporte vertical se vende por separado por 20 dólares), todavía sin fecha exacta
  • Edición de 500GB por £249 / €299 / $299 (el soporte vertical se vende por separado por 20 dólares), todavía sin fecha exacta

Reserva de Xbox One S: ¿cuándo estará disponible en España?

La Xbox One S de 2TB está disponible para reservar en Estados Unidos desde la tienda de Microsoft. En España deberemos esperar un poco más, pero si vivís en el Reino Unido podéis reservarla vía GAME y Amazon.

Traducción por Borja Pavón.

Los rumores son ciertos: Microsoft prepara una Xbox One slim. La Xbox One S se ha descrito como la Xbox más compacta jamás hecha; es un cuarenta por ciento más pequeña que la actual Xbox One, es compatible con 4K y alto rango dinámico, tiene opción para un disco duro de 2TB y cuenta con otros cambios pequeños pero importantes en su hardware respecto al modelo que debutó en 2013. Aquí hemos reunido todo lo que debes saber sobre la nueva consola de Microsoft (o, al menos, la nueva antes de Project Scorpio).

Xbox One S: especificaciones y comparativa con la actual Xbox One

5

El rediseño cambia el hardware de distintas formas:

Qué hay de nuevo en Xbox One S:

  • Un 40% más pequeña con un esquema de color «blanco robot»
  • Compatible con HDR para juegos y vídeo, 4K para Blu-rays, aplicaciones y películas y 4K reescalado para juegos
  • Nuevo mando de Xbox rediseñado sin cable con conexión Bluetooth
  • Puede posicionarse en vertical gracias a su soporte opcional
  • El botón para sincronizar dispositivos y uno de los tres puertos USB están ahora en la parte frontal de la consola
  • Hasta 2TB de almacenamiento, dependiendo del modelo
  • Un Blaster IR en la parte frontal del dispositivo, similar al IR Blaster de Kinect, lo que permite encender otros dispositivos como tu tele o decodificadores sin tener que usar mandos a distancia
6

Lo que ofrece la Xbox One original que no ofrece la Xbox One S:

  • El puerto para Kinect no está en Xbox One S, pero sigue siendo compatible mediante un adaptador externo
  • La fuente de alimentación está ahora en el interior de la consola

Qué cosas siguen igual en Xbox One S y Xbox One:

  • Todos los juegos de Xbox One, aplicaciones y juegos retrocompatibles de 360 se pueden jugar en Xbox One S
  • Todos los periféricos (incluyendo Kinect, aunque necesita un adaptador) son compatibles con Xbox One S
  • El puerto de entrada HDMI, que permite conectar decodificadores a Xbox One, permanece igual

En lo que respecta a las especificaciones de hardware, aunque hay una potencia de procesamiento adicional, Xbox One S no la usará en los juegos. En lugar de eso dicha potencia se restringe al HDR y el reescalado en 4K de imágenes en HD estándar.

Para que quede claro, más allá de la compatibilidad con el HDR, todos los juegos se moverán de la misma forma que lo hacen en una Xbox One estándar, así que no esperéis que los desarrolladores ofrezcan un modo distinto para los juegos similar a lo que ofrecería PS4 Neo con el 4K.

¿Pero qué es eso de los juegos con HDR?

8

Las televisiones que tienen HDR, o alto rango dinámico, permiten que las imágenes se emitan con una variedad mayor de colores en todo el espectro, incluyendo blancos y negros más fuertes que son mucho más parecidos a los colores de la vida real que aquellos sin HDR.

Es importante dejar claro que no solo necesitas una tele que sea compatible, sino que también debe serlo la fuente. De este modo, pues, no todo lo que juegues en tu Xbox One S tiene por qué ser compatible con el HDR.

Los juegos que son compatibles por ahora son Gears of War 4, Forza Horizon 3 y Scalebound. El HDR también será compatible con el vídeo en 4K, pero de nuevo, únicamente el contenido que esté preparado para ello; la fuente principal del HDR ahora mismo es el Blu-ray UHD, pero servicios como Netflix y Amazon Instant Video se están subiendo al carro, también.

Así pues, ¿cuán mejor se verán aquellos juegos compatibles? Digital Foundry ha teorizado sobre el asunto basándose en la información disponible (tendremos más sobre eso en un artículo dedicado a finales de semana) y las posibilidades son prometedoras, ofreciendo un «boost tangible en la calidad gráfica en zonas donde el recuento de píxeles es menos importante», incluso aunque la imagen nativa no esté a 4K y haya sido reescalada a una resolución full 4K.

Xbox One S también es un reproductor UHD 4K Blu-ray, y es compatible con el streaming de vídeo a 4K

Aunque la Xbox One S no será compatible con el juego nativo a 4K (reescalará los juegos HD existentes a una resolución mayor) hay un amplio rango de compatibilidad con vídeo 4K, desde los Blu-ray Ultra HD hasta el streaming a través de aplicaciones como Netflix y Amazon Instant Video. Con los reproductores 4K Ultra HD Blu-ray disponibles desde hace poco, Xbox One S supondrá una forma barata de conseguir uno.

El nuevo mando de Xbox One S está más preparado para el PC

La consola también llegará con un mando rediseñado – el tercero para Xbox One hasta la fecha si incluimos la revisión con los bumpers mejorados y el jack para auriculares – con algunas mejoras tangibles.

La más notable es una nueva textura en la parte inferior para un mejor agarre, mientras que los nuevos sticks parecen ser más duros y estar más preparados para aguantar el ajetreo durante todo el ciclo de vida de la consola.

7

Lo más interesante es que ahora se conecta a Xbox One S vía Bluetooth. Eso no solo ofrece al sistema más rango – casi el doble de antes – sino que también se puede conectar de forma más fácil a un PC, lo que va de la mano con la nueva estrategia de Microsoft con Windows 10 y la posibilidad de seguir jugando a títulos selectos como Gears of War de un sistema al otro con su nueva iniciativa cross-buy, cross-play.

No solo Xbox One S viene acompañada de este nuevo mando como estándar, sino que también puede conseguirse por unos 60 euros para los usuarios de la actual Xbox One.

Cómo usar Kinect en Xbox One S con un adaptador gratuito

Xbox One S se deshace del puerto para Kinect como parte de su rediseño slim, pero sigue siendo compatible con el adaptador Kinect de Xbox, un periférico USB que es gratis para los actuales usuarios de Xbox One.

Para recibir uno hay que enviar a Microsoft los números de serie de los tres dispositivos – el de tu Xbox One original, el de Kinect y el de Xbox One S – a través de la página de soporte de Xbox.

¿Cómo se compara Xbox One S con Project Scorpio?

A pesar del añadido de la salida 4K y la compatibilidad con el HDR, Xbox One S no ofrece un aumento de potencia en comparación con la Xbox One existente, así que debería considerarse como una revisión tradicional de la consola, una práctica de la que ya hemos sido testigos en anteriores generaciones y que es distinta de las actualizaciones en mitad del ciclo de vida del estilo de Xbox Project Scorpio y PlayStation 4K.

Los periféricos y juegos de Xbox One S serán todos compatibles, no obstante – no habrá exclusivas para Project Scorpio – de modo que todo el hardware y software que compres se podrá jugar en el nuevo hardware que se pone a la venta a finales de 2016.

Precio y fecha de Xbox One S

3

Xbox One S estará disponible en tres modelos, que se publicarán paulatinamente a partir de principios de agosto:

  • Edición de lanzamiento de 2TB (incluye soporte vertical para Xbox One S) por £349 / €399 / $399, que se pondrá a la venta en agosto (fecha exacta todavía por confirmar)
  • Edición de 1TB por £299 / €349 / $349 (el soporte vertical se vende por separado por 20 dólares), todavía sin fecha exacta
  • Edición de 500GB por £249 / €299 / $299 (el soporte vertical se vende por separado por 20 dólares), todavía sin fecha exacta

Reserva de Xbox One S: ¿cuándo estará disponible en España?

La Xbox One S de 2TB está disponible para reservar en Estados Unidos desde la tienda de Microsoft. En España deberemos esperar un poco más, pero si vivís en el Reino Unido podéis reservarla vía GAME y Amazon.

Traducción por Borja Pavón.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad